Gabriele Binder nos cuenta algunos secretos del vestuario de Gambito de Dama

Cuando la  figurinista Gabriele Binder leyó los guiones de los dos primeros episodios de «El gambito de Dama» de Netflix, se sumergió en los libros sobre ajedrez para desarrollar adecuadamente el vestuario de la protagonista Beth Harmon.

Tomando como referencia su en su investigación, decidió que los trajes de Beth se mantendrían alejados de los estampados llamativos, eligió en su lugar por cuadros o rayas sencillas. «Pensé que durante todo este viaje a diferentes lugares y jugando al ajedrez, ella aprende de los lugares, observa a la gente y entiende más sobre sí misma y está creciendo», explicó Binder «. Está dejando de ser una niña con vestidos de uniforme de orfanato a alguien que de repente conoce su feminidad».

Binder también quería mantener los colores apagados para Beth porque con su fuerte pelo rojo, llevar colores brillantes la habría presentado como «alguien que realmente quería decir, ‘Wow, aquí estoy'», dijo, lo que habría contrarrestado la naturaleza decidida de la prodigio del ajedrez.

Sin embargo, el verde es el color central en la historia de Beth. Justo después de perder a su madre en un accidente, se pone un vestido de color salvia, un tono que vuelve a aparecer en el puñado de pastillas que consume de joven. Más tarde, en París, que Binder describió como su «momento más débil», Beth sale corriendo del hotel para asistir a una partida de ajedrez con un vestido verde claro. Cuando llega a Moscú, su «color de casa» pasa de ser un signo de debilidad a un símbolo de fuerza.»Para la última partida, tenemos exactamente el mismo color que al principio, con el accidente de coche, y ella ha llegado por fin», dijo Binder.