Experiencia en Peris Costumes, preparando la ópera La bohème de G. Puccini , por Ana Ramos Aguayo.

Preparar una producción de ópera es un reto apasionante y complejo. En primer lugar, tras leer el libreto y con el concepto del director de escena, se estudia la época. Tras ello, vienen los brainstormings y los figurines. En esta producción de La bohème para la Fundación Excelentia, decidí una vez más alquilar vestuario en Peris Costumes, por la variedad de vestuario que ofrecen, sus grandes fondos y sin duda el buen trato y atenciones siempre recibidas.

La bohéme es una ópera que conozco bastante bien ya que hice otra producción hace unos años. Acudí con paletas de color para cada personaje y figurines que hice previamente en mi estudio de Madrid; también imágenes de referencia y las medidas de los cantantes para realizar mi búsqueda.

Tras sumergirme por completo en los maravillosos pasillos del siglo XIX de Peris, seleccioné varias posibilidades para los distintos personajes. «Varias» ya que en los fittings o pruebas de vestuario necesitas tener varios trajes, tallas o planes B, y al ser trajes de época para cantantes de ópera con más razón, porque cada cuerpo es diferente y normalmente son personas de gran volumen.

Muchos vestuarios ya los tenía decididos nada más verlos. Seleccioné preciosidades, como vestidos de seda con pedrería, un abrigo de terciopelo y piel, astracán, pañuelos fantasía o levitas con estampados originales, entre otras prendas

A diferencia de en el cine o la TV, en ópera, teatro o musical, ya que el vestuario se ve desde la distancia, normalmente se busca potenciar y exagerar los contrastes, las distintas texturas y materiales; se necesita dotar al vestuario de unos códigos y de una presencia fácilmente característica para el público que lo ve desde el patio de butacas. Conseguí muchas texturas que funcionarían muy bien en escena y resultaban muy pictóricas. Pude reflejar el código y personalidad de cada personaje, lo que buscaba.

Con ayuda de Paula, asistente de figurinistas de Peris, pude comprobar rápidamente las medidas de los trajes que iba seleccionando y así el proceso de selección de muchos de ellos se hizo más fácil y directo; del mismo modo, al preguntarle por prendas y complementos, ella me indicaba dónde los tenían clasificados para poder elegirlos.

Esta producción se estrenó en el Teatro Real de Madrid el pasado diciembre, gustó mucho al público y, gracias a Peris, pude hacer realidad el vestuario que diseñé y el concepto que quería reflejar.

Ana Ramos Aguayo
Madrid, mayo 2020
Bocetos de La bohème, 2019. Ana Ramos Aguayo.